• 8 de mayo de 2012
es fr

Noticias de la cena cultural Raimu, Provence (Francia)

Isabel, nieta de Raimu, Pierrefeu-du-Var, Abril de 2012

El 13 de abril de 2012 rea­li­ce­mos una cena cul­tu­ral sobre el actor Jules Muraire, lla­mado «Raimu» en «Châ­teau de l’Aumé­rade» en el sur de Fran­cia. Hna. Clara nos cuenta lo grande vivido atrás en la orga­ni­za­ción.

Al prin­ci­pio fue el encuen­tro impre­visto con la Señora Nohain, nieta del actor famoso de Pro­vence, Raimu. Afi­cio­nada de su abuelo, res­ponde con mucho placer a la pro­puesta de una cena cul­tu­ral sobre la vida de Raimu y su obra cine­ma­to­grá­fica. Durante estas « cenas cul­tu­ra­les Puntos-Cora­zón », invi­ta­mos a nues­tros amigos a entrar en la vida y la obra de per­so­nas cuya mirada, abierta sobre la rea­li­dad, nos impacta y nos educa. (http://www.diner­cul­tu­rel.com).

En esto, la figura de Raimu es apa­sio­nante. Acor­da­mos la cena para el 13 de abril del 2012. Dos meses antes, lan­za­mos las invi­ta­cio­nes y entra­mos de lleno en la pre­pa­ra­ción de este acon­te­ci­miento. Nues­tra comu­ni­dad de Flas­sans está muy impli­cada, cada una entre­gán­dose con sus pro­pios dones. Para esta fecha, Hna. Albane estará visi­tando el Punto-Cora­zón de Ecua­dor, pero hace un gran tra­bajo de difu­sión y de comu­ni­ca­ción, pre­via­mente. Madre María Belén, por su parte, está de visita en Buenos Aires, acom­pa­ñando a nues­tras her­ma­nas que se encuen­tran en fun­da­ción. Pero igual­mente desde allá, está muy pre­sente. Ella nos anima y par­ti­cipa tam­bién en la orga­ni­za­ción de los equi­pos, Ya hay 135 per­so­nas ins­cri­tas. En la cocina, no vamos a abu­rrir­nos...

El día ante­rior, Anna, Hna. Aldana y yo pasa­mos todo el día visi­tando los super­mer­ca­dos de los alre­de­do­res para encon­trar 80 piñas para la sabrosa entrada « le méli-mélo de Fanny », las 240 zanaho­rias, 40 pue­rros y 8 kg de salmón (al mejor precio) para « la cas­so­lette du pêcheur de César », y más. El día mismo, somos 7 en el equipo de cocina, gra­cias a amigos que vinie­ron para ayu­dar­nos para esta oca­sión. Nues­tra amis­tad es un ver­da­dero regalo. Del medio­día a la media­no­che, esta amis­tad será nues­tra for­ta­leza para llegar hasta el fin de esas 12 horas de tra­bajo sin parar, y ¡con qué placer! Esta fuerza brota del don de cada uno: en la per­se­ve­ran­cia de Hna. Aldana coci­nando 12 pas­te­les, en la dis­po­ni­bi­li­dad de Nico­lás: « y ahora que ter­miné, ¿qué más puedo hacer? », en la pacien­cia de Anne-Laure cor­tando cien­tos de peda­ci­tos de frutas para hacer 135 pin­chos, en la ale­gría de Anna en servir a nues­tros invi­ta­dos.

Al final de la cena, ellos se irán, encan­ta­dos. ¿Qué ale­gría más grande la de des­per­tar el asom­bro, la dila­ta­ción del Ser frente a lo bello, lo bueno, lo ver­da­dero?

Hna. Clara

Volver