Servidoras de la Presencia de Dios
Servidoras de la Presencia de Dios
Casa María, Refugio de los pecadores, Lima, Perú

Lima, Perú

Casa María, Refugio de los Pecadores

Lle­ga­mos a Perú en 1999, y es en 2006 que, des­pués de siete años en el cora­zón de Lima, encon­tra­mos nues­tra tierra defi­ni­tiva en el pue­blito de Gua­yabo, uno de los últi­mos valles verdes a 40 km al sur de Lima.

Nues­tra casa, es la casa de fami­lia del movi­miento Puntos Cora­zón en Perú donde los volun­ta­rios extran­je­ros en misión, los volun­ta­rios perua­nos en for­ma­ción o de regreso, los amigos de los barrios donde están ins­ta­la­dos los Puntos Cora­zón, de todas las edades, les gusta venir y hacer un alto en el camino, a menudo sim­ple­mente para com­par­tir un momento de amis­tad.

Viviendo como reli­gio­sas el carisma de com­pa­sión, una parte de nues­tra misión es el acom­pa­ña­miento, la aco­gida y la for­ma­ción de los volun­ta­rios de Puntos Cora­zón. Por otra parte que­re­mos ser en nues­tros dos pue­bli­tos un signo de la pre­sen­cia de Dios, de Su cer­ca­nía y de Su ter­nura por todos, niños, fami­lias, per­so­nas mayo­res y enfer­mos, para hacer más cer­cano el Rostro de Cristo e invi­tar­les a tener una inti­mi­dad con Él. Esto a través de sim­ples visi­tas muy gra­tui­tas, o por el rezo del rosa­rio en las casas o lle­vando la comu­nión a aque­llos que no pueden ir a la igle­sia. Dos otros luga­res pri­vi­le­gia­dos son la cate­que­sis con los niños y los jóve­nes, así que nues­tro grupo "los Amigos de Van” que reúne a niños entre 8 y 12 años.

Nues­tra casa está situada en una zona tran­quila ideal para reti­rarse. Nos gusta acoger a aque­llos que desean tomar un tiempo de silen­cio y buscar a Dios. Orga­ni­za­mos jor­na­das o reti­ros para niños, jóve­nes, madres de fami­lia… Tam­bién cada uno puede venir, según su deseo, para com­par­tir la vida de la comu­ni­dad de manera fami­liar o vivir una expe­rien­cia de silen­cio y de ora­ción. En fin, más el tiempo pasa y más nues­tra casa se vuelve un punto de encuen­tro de todo un pueblo que nace alre­de­dor de noso­tras, lle­nán­do­nos de admi­ra­ción y de acción de gra­cias.


Hna Albana en las calles de Guayabo Hna Gabriela a la chocolatada de Navidad Hna Sofía y Nicole el día de su bautismo Rosario con los Amigos de los niños y la Fraternidad San Maximiliano (...)
Volver