• 25 de mayo de 2016
es

Grupo bíblico en Estados Unidos

Una amis­tad que crece con la Pala­bra

Desde el pasado mes de noviem­bre tengo la ale­gría de formar parte de un grupo de Biblia (The Bible Study) con el que nos reu­ni­mos cada domingo para un tiempo de ora­ción y de com­par­tir la Pala­bra.

Para mí este grupo es real­mente un regalo de Dios, poder acom­pa­ñar estas mamás de nues­tra región, poder cono­cer­las, crear lazos fuer­tes de amis­tad y palpar en cada una de ellas este deseo de vivir día a día en pre­sen­cia de Cristo. Ellas tienen un deseo muy grande de crecer en el camino de la fe y de poder des­cu­brir su pre­sen­cia aun más en su misión de madres y espo­sas.

Este grupo nació del deseo de dos mamás Jen­ni­fer (Res­pon­sa­ble del Grupo) y Jus­tine una amiga muy cer­cana a noso­tros. Al final del verano pasado Jus­tine me expresó el deseo de hacer algo, de comen­zar algo con algu­nas mamás, de tener un tiempo espi­ri­tual juntas, ella me pidió de rezar por esta inten­ción para que el Señor le mos­trara como llevar a cabo esto. Algu­nos meses más tarde, luego de mi regreso de Argen­tina, Jus­tine me dio la gran noti­cia que un grupo ya se había for­mado: unas 5 muje­res se reu­nían a rezar y a com­par­tir la Pala­bra todos los domin­gos. Ella me invitó a par­ti­ci­par. Es her­moso ver la amis­tad que ha nacido entre ellas siendo que al prin­ci­pio no se cono­cían. Desde hace unos meses puedo per­ci­bir la ale­gría de vernos cada domingo. Cada una de ellas llega a la reu­nión a veces con una ale­gría des­bor­dante, otras con el peso de la semana, con sus sufri­mien­tos, sus pro­ble­mas; y este momento les per­mite dejar todo esto a los pies de Jesús. Este momento es un peda­cito de cielo, como algu­nas lo expre­san.

Hoy día el grupo crece a pasos agi­gan­ta­dos somos entre 10 y 15 cada domingo. Les confío este pequeño rebaño del Señor a sus ora­cio­nes. En la acción de gra­cias.

Hna. Diana


Volver